Proceso de fosilización.

Proceso de fosilización.

Tras su muerte, cualquier organismo se destruye en un tiempo ,más o menos corto por la acción combinada de agentes mecánicos, oxidación y acción de las bacterias y microorganismos, llegando por lo general a su completa desaparición.
Para que tal cosa no ocurra, es necesario que los restos orgánicos queden rápidamente incluidos en un material protector que los aísle de contacto con la atmósfera o del agua de mar y de la acción de microorganismos.
Aún así rara vez las partes blandas de estos organismos se conservan y lo que fosilizan son las piezas esqueléticas más duras y con un principio de mineralización.

En casos excepcionales pueden conservarse los animales completos si han quedado incluidos en un material aséptico (asfalto, petróleo, resina, turba) o bien cuando fueron congelados. En el caso de los rinocerontes encontrados en las minas de asfalto de los Cárpatos y los cadáveres de Mamuth conservados en el subsuelo helado de Siberia.

El verdadero proceso de fosilización supone una serie de transformaciones químicas que reemplacen los compuestos orgánicos del organismo muerto por otros minerales, generalmente calcita, sílice, pirita, carbono, etc. Esta transformación depende en parte de la composición originaria del resto orgánico, así como de las condiciones geoquímicas existentes durante el proceso.

La importancia de estos yacimientos, en los que se han encontrado elementos fósiles que normalmente faltan en otros contemporáneos, reside en el hecho de que vienen a demostrar que la fauna era entonces tan variada como lo es en la actualidad. Sin duda, el no hallarse en otros yacimientos se debe exclusivamente a que han fosilizado, y sólo encontramos los restos de animales que tienen mejores condiciones para fosilizar.

En Geotecnia Alperi S.L. , además de los estudios geotécnicos y geológicos ,que realizamos principalmente en Bizkaia, Asturias y Cantabria ; nos interesan las diferentes disciplinas que están relacionadas con la historia y el estudio de la Tierra y el nuestro propio.

Fuentes Documentales:
Museo Geominero: https://www.igme.es/museo/

Compartir:

Anterior

Siguiente