Depósitos cristalinos en Mallorca.

Depósitos cristalinos en Mallorca.

La isla de Mallorca está constituida principalmente por rocas carbonatadas, lo que explica la abundancia de cuevas kársticas en el litoral. Estas cuevas, formadas en su mayor parte por la interacción entre las aguas meteóricas (procedentes sobre todo de la lluvia) y las marinas en el subsuelo, aportan una información valiosa sobre los cambios en el pasado del nivel del mar Mediterráneo.

Una de las morfologías más peculiares de las cuevas son lo que se conoce como sobrecrecimientos freáticos sobre espeleotemas, o simplemente, espeleotemas freáticos. Estos corresponden a agregados cristalinos, tanto de aragonito como de calcita, depositados sobre otras superficies rocosas, como las paredes de la cavidad u otros tipos de formaciones (como estalactitas o estalagmitas). Estos depósitos en forma de bandas horizontales se originan por la desgasificación del CO2 en la superficie de los lagos de aguas salobres que hay en las cuevas litorales. Puesto que el nivel altimétrico de estos lagos está controlado por la posición del nivel marino, los espeleotemas freáticos son buenos indicadores del nivel del mar, tanto actual como del pasado. De este modo, las antiguas bandas de cristalizaciones, localizadas por encima y por debajo del presente nivel de los lagos salobres, representan un registro excelente de las líneas de costa pretéritas del Mediterráneo. También permiten inferir la variabilidad en el pasado del nivel del mar y de la capa de hielo en el conjunto del planeta, un conocimiento muy útil para predecir el futuro ascenso del mar como consecuencia del calentamiento global.

A partir del estudio de los espeleotemas freáticos y su datación mediante técnicas radiométricas, nuestro grupo, en colaboración con otros, ha estimado el nivel medio marino del Mediterráneo y el global durante la transición entre el período Plioceno y el Pleistoceno (hace entre 5,5 millones y 2,5 millones de años aproximadamente), en la que se pasó de un clima más cálido a más frío. Nuestros resultados, publicados en Scientific Reports, muestran que el Mediterráneo, justo antes de la denominada crisis de salinidad del Messiniense (iniciada hace unos 6 millones de años y en el que el mar se desecó) tenía un nivel del mar similar al más alto registrado durante el máximo térmico del Plioceno, esto es, más de una veintena de metros superior al actual, produciéndose desde entonces un descenso continuado. El valor estimado del nivel marino global en la transición del Plioceno al Pleistoceno es de unos 6metros superior al actual, lo que señala asimismo un importante descenso inmediatamente después de ese momento.

En Geotecnia Alperi S.L. , además de los estudios geotécnicos y geológicos ,que realizamos principalmente en Bizkaia, Asturias y Cantabria ; nos interesan las diferentes disciplinas que están relacionadas con la historia y el estudio de la Tierra y el nuestro propio.

Fuentes Documentales:
https://www.investigacionyciencia.es/revistas/investigacion-y-ciencia/el-arte-de-la-transformacin-832/espeleotemas-freticos-19788

Compartir:

Anterior

Siguiente